Cocción lenta (Solo TM6)

#Trucos 27 febrero 2020

Cocción lenta


La Cocción lenta con Thermomix® intensifica los sabores mientras tú te concentras en todo lo demás. Además, al cocinar los alimentos dulces y salados durante más tiempo, su sabor se potencia al máximo. Prepara los ingredientes y dedícate a otra cosa mientras el Thermomix® cocina por ti. La Cocción lenta te permite preparar tus recetas preferidas con antelación y congelarlas para tener la cena lista en cualquier momento.


El modo cocción lenta es ideal para cocinar los cortes de carne más económicos (muslos de pollo, paleta de cerdo, paleta de cordero y falda de ternera), que suelen quedar duros si se cocinan durante poco tiempo.


Para elaborar tus propias recetas, inspírate con alguna receta de Thermomix® similar. Pon los ingredientes y aderezos en el vaso y distribúyelos uniformemente alrededor de las cuchillas. Añade algún líquido como caldo o salsa hasta cubrirlos, mezcla todo bien con la espátula, selecciona el tiempo y la temperatura (guíate con las indicaciones de la receta de referencia) e inicia el modo Cocción lenta. Al finalizar, disfrutarás de una comida tierna y jugosa.




Sugerencias


• Deja que la comida se enfríe a temperatura ambiente antes de meterla en el congelador y congela solo platos que puedan volver a calentarse en el horno una vez descongelados.


• Utiliza el sobrecuchillas para los ingredientes más delicados, como el pollo o las alubias, o para evitar que la carne se desmenuce.


• Puedes usar ingredientes frescos o congelados para la Cocción lenta. Si usas estos últimos, asegúrate de descongelar completamente todos los tipos de carne y la verdura antes de cocinarlos.


• Para garantizar una cocción uniforme, corta los trozos aproximadamente del mismo tamaño o grosor.


• La grasa no se pierde con el modo cocción lenta: si quieres evitarla, será mejor que la quites antes de comenzar.


El toque final


• La pasta, el arroz o los ingredientes frescos que requieran tiempos de cocción cortos, como las espinacas, el brócoli, los guisantes, los calabacines y las hierbas frescas, se pueden añadir al final de la Cocción lenta.


• Añade leche, nata o queso cremoso al final para conseguir una textura generosa y un sabor fresco.


3 formas de espesar la salsa de una receta con Cocción lenta

• Añade 10 g de harina al principio de la receta.


• Añade una mezcla de 15 g de harina de maíz y 15 g de agua fría al final de la receta y llévala a ebullición.


• Usa el Thermomix® para reducir la salsa: al final de la cocción, escurre el estofado a través del cestillo o el Varoma o retira los ingredientes principales con unas pinzas. Vierte el líquido del cocinado en el vaso, coloca el cestillo encima de la tapa del vaso en lugar del cubilete y reduce durante 10-15 min/Varoma/velocidad 1.


Conviene saber…

• Utiliza un máximo de 800 g de carne.


• Para evitar la oxidación, añade algún ingrediente ácido como tomate, vino, vinagre o zumo de limón.


• Utiliza judías rojas precocinadas o en lata, ya que las temperaturas que alcanza la Cocción lenta no son lo suficientemente elevadas para matar sus toxinas naturales.


 Os recuerdo que pertenezco a la delegación de Fuenlabrada y que para cualquier pregunta me podéis enviar un mensaje o pedirme que os llame. Así también, me podéis llamar si queréis una demostración sin compromiso o si queréis organizar un show cooking con amigas, donde además de cocinar nos lo pasaremos genial.