Tarta de queso estilo la viña

#Postres y dulces 27 febrero 2020

Existen tantas recetas de tartas de queso como gustos por ella. Las hay que se hacen al horno, o por el contrario las que optan por el frío para su elaboración. Unas con base de galleta y otras que prescinden de ella. Bañadas en ricas mermeladas, o sin ninguna floritura que las cubra por encima. Más compactas y cuajadas o esponjosas y jugosas, de esas que se deshacen en la boca.


Las posibilidades son tan infinitas que cuesta decidirse por alguna. Sin embargo muchos amantes de este postre lo tienen claro, para ellos, la mejor tarta de España está en La Viña, en la parte vieja de San Sebastián. Abierto desde 1959, anclado en una de las calles del icónico y carismático Casco Viejo de la ciudad, La Viña es un bar apreciado por su oferta gastronómica tradicional con clásicos de la cocina vasca, que se ha ganado la fama por uno de sus postres: la tarta de queso. 


Esta es la tarta que he elegido, entre otras, porque éramos muchos y todos muy golosos, para la fiesta de cumpleaños de mi hijo. No todos los días cumple tu hijo 18 años.




Dificultad

fácil


Tiempo de preparación

10min


Tiempo total

2h


Raciones

10 raciones


Ingredientes


1000 g de queso cremoso


500 g de nata (35% de grasa)


5 huevos L


350 g de azúcar


30 g de harina


100 g de miel


Inf. nutricional


por 1 ración

Calorías

2805.5 kJ / 671.2 kcal


Proteína

6.8 g


Carbohidratos

50 g


Grasa

47.8 g


Fibra

0.2 g


Preparación


Precaliente el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Moje y escurra una lámina de papel de hornear de aprox. 40x40 cm y forre un molde desmontable de Ø 24-26 cm (al ser una preparación líquida es necesario que el papel la recoja para que no se salga).


Ponga en el vaso el queso cremoso, la nata, los huevos, el azúcar y la harina y mezcle 30 seg/vel 5. Vierta la mezcla en el molde preparado y hornee 50 minutos (200°C) hasta que la superficie esté dorada. Introduzca un palo de brocheta o una aguja en el centro de la tarta para comprobar la cocción: si sale limpia, aunque la parte del centro se mueva, es que está lista. Deje templar dentro del horno con la puerta entreabierta. Retire del horno, desmolde y sirva a temperatura ambiente, regada con miel, mermelada u otro topping a su gusto.


Os recuerdo que pertenezco a la delegación de Fuenlabrada y que para cualquier pregunta me podéis enviar un mensaje o pedirme que os llame. Así también, me podéis llamar si queréis organizar un show cooking con amigas, donde además de cocinar nos lo pasaremos genial.
Y si te ha gustado la receta, puedes darle a like