TARTA DE MASCARPONE, CHOCOLATE BLANCO, FRESAS Y GELATINA DE VINO DE OPORTO

#Postres y dulces 11 marzo 2021

Convertida en una de las favoritas de la casa, esta tarta es un éxito asegurado. Muy fácil de elaborar, te sorprenderá la delicadeza de su textura y por supuesto, su increíble sabor. Una tarta que cunde mucho pero de la que no dejan ni las migas.



INGREDIENTES: para molde de de 24/26 cm de diámetro.



Base

    300 g de galletas digestive en trozos
    80 g de mantequilla (a temperatura ambiente) en trozos

Crema de queso

    500 g de queso mascarpone
    250 g de chocolate blanco en trozos (de buena calidad mejor)
    250 g de leche
    40 g de azúcar
    1 sobre de cuajada en polvo

Decoración


fresas o fresones partidos por la mitad.


 
Gelatina de vino de oporto

    4 hojas de gelatina
    100 g de azúcar
    100 g de agua
    100 g de vino de oporto


ELABORACION:


Base

    Ponga en el vaso las galletas y pulverice 10 seg/vel 10.
    Añada la mantequilla y mezcle 10 seg/vel 5. Ponga la masa en el fondo de un molde desmontable de Ø 24/26 cm. Con el reverso de una cuchara, aplaste la superficie para que quede lisa y compacta. Reserve en el frigorífico.

Crema de queso



    Ponga en el vaso el queso mascarpone y el chocolate blanco, la leche, el azúcar y la cuajada y programe 7 min/90°C/vel 5. Vierta la crema sobre la base de galletas y deje reposar 5-15 minutos en el frigorífico. Mientras tanto, lave el vaso.

Decoración

    Corte las fresas a la mitad y coloquelas sobre la tarta, ejerciendo una leve presión para que se queden fijadas a la tarta. Debe hacerse cuando haya empezado a cuajar, mínimo 1o minutos.

Gelatina de vino dulce de oporto

    Ponga las hojas de gelatina en un bol, cubra con agua y reserve.
    Ponga en el vaso el azúcar y el agua y programe 3 min/100°C/vel 1.
    Añada el vino de oporto y la gelatina hidratada y escurrida y mezcle 15 seg/vel 2. Deje templar en el frigorífico y, cuando empiece a cuajar (tiene que tener una textura similar a la clara de huevo cruda), vierta sobre la tarta con delicadeza (hágalo sobre el reverso de una cuchara para no romper la crema) cubriendo toda la superficie. Deje cuajar en el frigorífico al menos dos horas, aunque está má rica si se dejan varias horas, incluso de un día para otro.




SUGERENCIAS:


Si la realiza de un día para otro, cubra con papel de plata cuando la gelatina haya endurecido, para que no se manche la superficie.


Introduzca un cuchillo plano para despegar el borde de la tarta y que no se queden trozos pegados al desmoldar.


Para ayudar a desmoldar y servir cubra la base del molde con una hoja de papel de horno, sujetandolo al cerrar el lateral del molde sobre la base. Luego corte los restos que quedan por fuera para que no molesten. De esta manera, puede poner la tarta sobre el plato de servir sin miedo a que se rompa, tirando suavemente del papel de horno.


https://www.vorwerk.com/es/es/s/shop/productos/thermomix/accesorios-thermomix/molde-desmontable-26cm/p/4204954


Este molde es perfecto para realizar esta tarta, échale un vistazo.


BUEN PROVECHO!!!